A diferencia de lo que se piensa, las naranjas no son originarias de Valencia, ni de España, de hecho. En cuanto a su origen histórico, los autores difieren entre la localización exacta, lo que sí tienen claro es que vienen de Oriente («Naranjas de la china», ¿te suena?).

Más allá de su origen, que siempre es curioso conocer este tipo de cosas, lo importante es que a día de hoy podemos disfrutar de su sabor y beneficios diariamente, tanto en gajos como en zumos.

Aunque cabe mencionar que, a día de hoy, no todo el mundo consume naranjas, y menos aún la cantidad de fruta y verdura necesaria (pero de eso hablaremos en otro momento); por eso, vamos a hablar de los…

Beneficios de consumir naranjas a diario

Tampoco vamos a volvernos locos, en el punto medio está la virtud. No conviene comer más naranjas de la cuenta, ni beber zumo de naranja en exceso, ya que un consumo desmesurado de esta fruta tiene un efecto colagogo (vacía la vesícula biliar que da gusto) que, si bien es bueno, puede ser muy brusco y obligarte a ausentarte durante unos minutos.

Mejora el sistema inmunitario

Ya que su aporte de vitamina C supera el necesario diario; la consecuencia de ello es una protección extra frente a enfermedades e infecciones.

Colabora en el desarrollo cerebral

Gracias al folato y el ácido fólico. Por este motivo están indicadas para la mujer embarazada para que su bebé se desarrolle bien a nivel neurológico.

Previene ciertos tipos de cáncer

El compuesto D-limonoide, presente en las naranjas puede prevenir varios tipos de cáncer. Este compuesto, unido a los antioxidantes y la vitamina C, ayuda al sistema inmunitario a luchar contra las células cancerosas.

Mantiene tus ojos jóvenes

La vitamina A, la vitamina C y el potasio son los principales encargados de mantener tu vista en buenas condiciones.

Previene enfermedades cardíacas

Los flavonoides de la naranja reducen el colesterol, evitando que las arterias se taponen.

Todo esto con tan solo una naranja al día

Y hay más, también son buenas para la piel, protegen las membranas y mucosas del organismo, son ideales para diabéticos (por su alto índice glucémico) y previenen la caída del cabello gracias a la vitamina C (y la consiguiente producción de colágeno del cuerpo).

Con todo, hay que tener claro que las naranjas que se consumen deben ser de la mejor calidad. Nosotros abogamos siempre por el producto local por diferentes motivos, todos ellos de gran relevancia. Por cierto… ¿Tienes ya una nueva fruta favorita?

 

Buscar
Categorías
Categorías
Archivos
Archivos
Artículos más vistos
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print

Artículos relacionados